Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar medición de los hábitos de navegación de los usuarios y ofrecer publicidad de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. (He leído y acepto este aviso)

La Buena Mesa de Carrefour

Estás en: Inicio » Vinos y destilados » Trucos y consejos » ¡Sangría para verano!

¡Sangría para verano!

¡Sangría para verano!
 
Visto:
6698 veces
Valoración:
  • 5.00/5

La sangría es un ponche de vino que está compuesto fundamentalmente por vino, trozos de fruta, azúcar, y ron o brandy. La sangría es de origen ibérico y se consume desde principios del siglo XIX en España y Portugal. Sin embargo, otras teorías menos aceptadas sitúan su origen en las islas Antillas cuando eran colonia británica.

Los ingredientes de la sangría varían mucho dependiendo de la zona geográfica, especialmente, la fruta troceada, los licores, la canela en rama y la soda o gaseosa para rebajarla, además de las preferencias o gustos de la persona que la prepara.

Sin importar si es tinto, blanco o rosado, el vino está abierto a ser combinado con licores, frutas naturales y refrescos, dando como resultado una refrescante bebida.

Para alejarnos un poco de la sangría tradicional, a continuación ofrecemos otras variantes muy refrescantes, aromaticas y deliciosas con las que podremos sorprender a nuestros invitados dando un toque más original a nuestras cenas.

Para los amantes de la sangría tradicional, ofrecemos una receta diferente, en un recipiente agregamos una cucharada de miel y otra de azúcar con dos vasos de vino blanco, lo ponemos a fuego lento y cuando empiece a hervir lo retiramos y dejamos enfríar, una vez frío, añadimos higo, naranja, sandía, moras, melocotón y ciruelas secas junto con una botella de vino tinto. Se debe servir con hielo, muy fría.

La sangría blanca es más suave y muy simple de preparar. Sólo hay que dejar macerar las frutas en coñac y licor de naranja durante una hora y en el momento en el que lavayamos a servir agregamos el vino y la gaseosa con hielo. Aconsejamos frutas como manzana, uvas e incluso kiwi o melón. Para dar un poco más de aroma podemos añadir cañela en rama.

Otra opción muy refrescante es la sangría de cava, típica de Cataluña. Debemos poner las frutas troceadas (melocotón y naranja), añadir medio vaso de Cointreau, dos vasos de refresco de naranja y de limón y azúcar al gusto. El cava se debe añadir muy poco a poco para no consumir el gas. Se mezcla suavemente y lo enfríamos con hielos o en la nevera. Podemos incluir frutas del bosque  para decorar.

Existe una variante en Asturias llamada "Sangría de sidra", donde el vino es reemplazado por la sidra. Para hacerla sólo hay que trocear manzana, naranja y limón, añadir una botella de sidra, un chorreón de cointreau, otro de agua con gas y azúcar. La base es la misma pero el sabor muy origial.

Algunos consejos:

-    Utilizar vinos afrutados.

-    Hacerla poco tiempo antes de consumirla para que la fruta no fermente con el azúcar y el alcohol.

-    Melocotón, manzana, pera, kiwi, plátanos, frutas tropicales,  en general se puede utilizar cualquier fruta que no sea blanda.

-    Podemos graduarla con otras bebidas alcohólicas: Cointreau, brandy, angostura, coñac, ron, ginebra o vodka.

-    Para conseguir una sangría exitosa debemos dejar que el sabor de la fruta se mezcle bien con los demás ingredientes.

Por lo general optamos por la sangría tradicional de vino tinto, pero como podemos ver, ultimamente abundan de otros sabores ¡Deja la monotonía y atrévete!

    Comentarios