Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar medición de los hábitos de navegación de los usuarios y ofrecer publicidad de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. (He leído y acepto este aviso)

La Buena Mesa de Carrefour

Estás en: Inicio » Cocina con Carrefour » Especiales » El boquerón del Cantábrico

El boquerón del Cantábrico

El boquerón del Cantábrico
 
Visto:
5554 veces
Valoración:
  • 5.00/5

Anchoa, boquerón, bocarte o seitó son nombres que corresponden a la misma especie:
•    Se le suele llamar boquerón si está fresco y anchoa si es en salazón.

•    En Aragón, Burgos y el País Vasco se le llama anchoa.
•    En Galicia, Asturias y Cantabria, bocarte.
•    En Cataluña y Levante se conoce con el nombre de seitó. 

Este pescado azul de temporada es uno de los más apreciados y consumidos. Puede prepararse de diferentes maneras y, además de apetitoso y económico, es muy saludable.

Aunque se puede encontrar en los mares Pacífico, Atlántico y Mediterráneo, el boquerón del Cantábrico destaca por su excelente calidad. 



Es uno de los pescados azules más apreciados y consumidos, debido a su rico sabor.

Durante el invierno éste permanece a grandes profundidades y cuando la temperatura del agua va subiendo se acerca al litoral a desovar. Desciende por las costas francesas hasta llegar al Cantábrico para recorrer sus costas de Este a Oeste.



La mejor temporada del boquerón en el Mediterráneo español es la que procede de capturas en los meses de Julio y Agosto, se nota por su mayor peso, y mejor sabor: su carne es más grasa, aromática y sabrosa.

En el Cantábrico se aconseja su consumo de abril a junio. Para los boquerones victorianos (Málaga) los meses de julio y agosto aseguran también las mejores capturas. Es entonces cuando las encontraremos en estado de frescura excelente, ya que las anchoas que aparecen en otras épocas del año proceden de zonas marítimas más alejadas del litoral español.



La mejor época, para la pesca del Boquerón, es precisamente ahora, durante los primeros meses de la primavera: en esta época su carne contiene alto nivel de grasas, resultando muy aromática y sabrosa.



Está en escasez y las características únicas de sabor y aroma que ofrece, han convertido a la anchoa del Cantábrico en un bien muy cotizado. Un producto de calidad con gran valor gastronómico que cada día es más apreciado por los consumidores. Se ha convertido en un selecto plato que compite con otros productos clásicos como el jamón ibérico. Al igual que sucede con el propio jamón, se está estudiando la creación de una Denominación de Origen para la anchoa del Cantábrico.

Su alimentación está basada en el placton, larvas de moluscos y pequeños crustáceos, manteniendo el equilibrio biológico y ecológico de las agues, porque él, a su vez, sirve de alimento a otros peces de mayor tamaño.
Es un pescado rico en ácidos insaturados que ayudan a nuestro organismo a regular los niveles de colesterol. Contienen muchas proteínas y son ricos en vitaminas A y D.

Se trata de un pescado que tiene mucha versatilidad en la cocina: fritos, al horno, rebozados…

El boquerón puede adquirirse en todas las pescaderías. En conserva en todos los supermercados y grandes superficies. Y también se comercializan frescos y en aceite, envasados en latas o tarros de cristal.



Al comprar este pescado fresco lo escogeremos firme, de un color plateado brillante y sin magulladuras, sobre todo por la zona ventral. Cuando están recién pescadas, su lomo tiene un matiz más azulado o verdoso, y a medida que pasa el tiempo, se va volviendo negro.

Como todos los pescados frescos, conviene consumirlos el mismo día de la compra.

    Comentarios

    Acceso usuarios

    Ir a registro

    Enviar Receta

    Enviar Receta

    El Chef Responde

    El Chef Responde